Filosofía: qué es el Colegio Calasanz?

a)     EL COLEGIO CALASANZ, ESCUELA CATÓLICA

Nuestra filosofía educativa parte del concepto cristiano del hombre, con sus facultades espirituales y corporales colocado en el orden de la gracia. El hombre es una persona con su propia individualidad y digno de todo respeto, ya que es imagen de Dios, su Creador y Redentor. (1)

Como escuela católica, el Colegio se propone ayudar a sus estudiantes, que son bautizados casi en su totalidad, “a hacerse más conscientes cada día del don de la fe que recibieron en el Bautismo”. (2) Esa fe, que el Colegio trata de avivar y fortalecer en sus alumnos, es el asentimiento intelectual a las verdades reveladas por Dios.

Pero es mucho más que eso. En su sentido más fundamental, la fe es una relación interpersonal, un encuentro del hombre con Dios, su Padre, que se realiza a través de Jesucristo, nuestro hermano y Salvador. Por la fe, “los hombres adquieren una nueva visión de Dios, del mundo y de sí mismos. No sólo deben aceptar el mensaje cristiano, sino actuar y vivir conforme a sus exigencias, dando testimonio, como individuos y como comunidad, de lo que Jesús dijo e hizo”. (3)         Como enseña el Concilio Vaticano II, el Colegio trata de “dar a los jóvenes razones para vivir y razones para esperar,” (4) o lo que es lo mismo, dar un sentido humano y cristiano a la vida y a las realidades terrestres en las que se mueve el hombre. Como declaró el mismo Concilio, “el Colegio busca ordenar últimamente toda la cultura humana según el mensaje de la salvación, de suerte que quede iluminado por la fe el conocimiento que los alumnos van adquiriendo del mundo, de la vida y del hombre.” (5)

Como hijo de Dios, el hombre no está solo, sino que forma con otros una comunidad de fe, de esperanza y de amor. Esta comunidad crece y se fortifica especialmente por la Eucaristía, que es a la vez signo de la comunidad y causa de crecimiento. El Colegio recoge esta idea de comunidad, no sólo como un concepto que hay que enseñar, sino también como una realidad que se debe vivir.               Este concepto y esta experiencia de comunidad cristiana llevarán necesariamente a servir a los demás, a involucrarse en la búsqueda de soluciones a los complejos y múltiples problemas, que ponen hoy en peligro la comunidad dentro de nuestro país y en las relaciones de unos países con otros: la pobreza, el subdesarrollo, el racismo, la intolerancia, la contaminación ambiental, la violencia y las injusticias sociales. En este sentido, el Colegio Calasanz suscribe los principios de la Declaración de Ética Global aprobados por el Parlamento de las Religiones del Mundo. (6)                                              Por su estructura comunitaria, valoramos la misión de los laicos católicos en la tarea educativa, que junto con los Padres Escolapios, los padres de los alumnos, los maestros y el resto del personal escolar ejercitan su ministerio viviendo desde la fe su vocación y proyectan esa fe en la formación integral del hombre, comunican la cultura y sobre todo en la animación espiritual de la comunidad educativa a la que pertenecen. (7)                                                                                                                                La formación cristiana de sus estudiantes, en el sentido que se acaba de explicar, es la razón de ser del Colegio, su propósito fundamental.

b)     EL COLEGIO CALASANZ, ESCUELA ESCOLAPIA

Como escuela escolapia, el Colegio Calasanz se propone la educación de los niños y jóvenes en la piedad cristiana y el saber humano. Como se detalla en el Ideario Educativo Escolapio. (8) Nuestro lema es el que nos legó San José de Calasanz, fundador de las Escuelas Pías: Piedad y Letras.                        De acuerdo a ese lema, el Colegio busca educar al hombre entero, como individuo y como ser social; salvar a todo el hombre, corazón y conciencia, inteligencia y voluntad, cuerpo y alma; instruir a los estudiantes “en los conocimientos y destrezas humanas, que tienen su propio valor, pero que al mismo tiempo derivan del plan de Dios su sentido más profundo”; (9) instruir a los estudiantes en la verdad y en los valores religiosos y ayudarlos a integrarlos en el resto de la vida, mediante la integración de los mismos en el currículo. “Formarlos de tal modo que nuestros alumnos amen y busquen siempre la verdad; se comprometan, como cristianos responsables, en la construcción de un mundo más humano, manteniendo un estilo de vida que sea coherente con su fe.” (10)

Nuestra escuela, eminentemente popular desde su nacimiento, animada del espíritu evangélico de libertad y caridad en su ambiente de comunidad educativa trabaja para que la visión del mundo, de la vida y del hombre se vea iluminada por la fe y las facultades de los alumnos adquieran desarrollo y madurez. (11)

Además, en línea con la tradición escolapia, el Colegio Calasanz aspira a ser un colegio donde tengan cabida, sin discriminación alguna, “toda clase de niños y jóvenes: pobres y ricos, blancos y de color, católicos y no católicos, de cualquier tendencia o partido político que sean, de modo que todos convivan en una misma fraternidad humana y cristiana, respetando siempre los derechos de la conciencia, de la verdad, de la moral y de la fe.”(12)

 

  1. COLEGIO CALASANZ, ESCUELA PREPARATORIA PARA LA UNIVERSIDAD

Como escuela preparatoria para la universidad, el Colegio Calasanz se propone dar a sus estudiantes los conocimientos básicos en las artes y las ciencias, que los preparen para superar las pruebas de ingreso en la universidad y los capaciten para seguir los estudios superiores con garantías de éxito, conforme a la capacidad, las inclinaciones y los intereses de cada cual.

Al mismo tiempo, el Colegio trata de prepararlos para la vida universitaria, desarrollando en ellos gradualmente hábitos de estudio, de trabajo independiente, de respeto a los demás, junto con el sentido de independencia y de responsabilidad para con la comunidad puertorriqueña y el mundo en que viven.

Se espera que lleguen a apreciar y amar su rica herencia cultural y social, así como a conocer la realidad económica, social y política de Puerto Rico, para que puedan participar un día responsablemente en el desarrollo y mejoramiento de su pueblo.

 

d.      EL COLEGIO CALASANZ, ESCUELA DE LOS PADRES DE FAMILIA

El Colegio Calasanz es una escuela de la comunidad, ya que los padres de los alumnos colaboran con el Colegio en el proceso educativo, de muchas formas; porque, en definitiva, a los padres de los estudiantes pertenece la responsabilidad primaria de la educación de sus hijos; (13) “son educadores por ser padres.” (14)

“La colaboración estrecha y eficaz entre familia y colegio se ha hecho hoy no sólo necesaria, sino urgente.” (15) Los Padres Escolapios creemos en abrir el Colegio Calasanz a las familias; les pertenece moralmente. Así, en una estrecha colaboración entre padres-colegio-hijos, surgirá ese “ambiente de caridad y de libertad” tan necesario para que el colegio sea una “familia de familias”. (16)

Los padres, pues, matriculan a sus hijos en el Colegio para que éste coopere con ellos. Por eso, el Colegio y los padres, unidos por una común obligación y responsabilidad, trabajan juntos en un clima de mutuo respeto y de diálogo frecuente. Sin embargo, el Colegio tiene una filosofía particular y unos métodos propios, y se sobrentiende que los padres, al enviar a sus hijos a sus aulas, aceptan esa filosofía educativa, su Dirección y Reglamentos. (17)